mayo 21, 2024

El maratón de Laura Pausini: tres conciertos en tres ciudades en un solo día

La cantante italiana se ha embarcado este lunes en un viaje para conmemorar 30 años de carrera musical, ofreciendo tres conciertos en Nueva York, Madrid y Milán en solo 24 horas

Globos, luces de colores y gritos que reverberan en las paredes de una antigua estación de tren. Enormes pancartas con mensajes en varios idiomas. Familias al completo que han invertido sus ahorros en billetes de avión y noches de hotel. Todo es nada, parece, para recibir a un ídolo al que los fans dicen deberle tanto. «Llevamos años siguiéndola por todo el mundo, si eso no es devoción, yo ya no sé qué es», afirma un grupo de seguidoras de Barcelona y Tenerife entre risas. La pequeña tiene cinco años. La mayor, 67. A Laura Pausini, la cantante italiana con más premios de la historia, pocas cosas la caracterizan más que su energía sobre el escenario y su entrega a sus fans. Una entrega que le ha permitido lanzarse a aventuras como la de este 27 de febrero.

Han pasado tres décadas desde que Pausini, recién cumplida la mayoría de edad, debutase en el escenario del Festival de Sanremo con La solitudine (La soledad, en castellano). Entre lágrimas recogió el premio a artista revelación en el prestigioso certamen, que no le concedió su anhelado pase a Eurovisión, pero marcó su incursión en el panorama musical. No podía ni imaginar todo lo que vendría después. En 2023, la italiana continúa en primera línea de una industria a la que ha sido capaz de aportar 14 álbumes de estudio en su lengua materna y en español, además de dos recopilatorios de éxitos. «Sé que han hecho cosas muy locas a lo largo de estos años para venir a verme. Creo que es mi turno de agradecérselo con una locura aún mayor», ha resumido la artista.

El regalo a todo el apoyo recibido ha venido en forma de maratón: 30 años de música en tres conciertos exclusivos celebrados en dos continentes y en solo 24 horas. Un reto mayúsculo para el que la intérprete asegura haber estado preparándose durante meses a nivel físico y vocal. Tras bajarse del avión que la ha traído desde Nueva York, donde actuó en el Apollo Theatre a medianoche, Laura Pausini se ha subido al escenario de The Music Station en Madrid vistiendo un traje de Armani inspirado en su look de Sanremo.

«Aquí en España me siento realmente libre, siempre estoy feliz de volver a mi segunda casa», ha reconocido. En la capital ha continuado el periplo por su prolífica carrera, interpretando temas pertenecientes a la década de 2003-2013: desde Volveré junto a ti a Con la música en la radio, pasando por Como si no nos hubiéramos amado, En cambio no y una Primavera anticipada que el público ha coreado con los brazos en alto.

En cada canción, además de demostrar su amplísima tesitura y un derroche de voz envidiable, Pausini ha intercalado estrofas en castellano con versos en italiano, inglés y francés. «Viajar por el mundo me ha permitido aprender nuevas lenguas y transmitiros mis emociones en cualquiera de ellas», comentaba orgullosa. «Al principio era un desastre en las entrevistas, pero poco a poco me he atrevido con todo». En sus apelaciones al público, «su familia», ha aprovechado para hacer gala de su buena memoria recordando anécdotas, rostros de seguidores y alguna palabra malsonante en español.

Su próxima parada, a medianoche, es el Teatro Carcano de Milán. «A las 12 en punto, como la Cenicienta, vuelvo a casa», ha bromeado. Laura tiene muchos proyectos, de los cuales poco puede desvelar, a excepción del lanzamiento de un nuevo tema del que ha ofrecido un adelanto, Un buen inicio,y de su retorno a Sevilla en agosto para inaugurar «una era ilusionante». Lo único que pide es seguir así, vibrando en los escenarios, porque «no concibe la vida de otra manera». Ni la vida, ni el éxito. Así ha despedido el concierto: «Mi nombre es Laura Pausini y por los próximos 30 años quiero seguir siendo vuestra voz. No necesito nada más».